Cuando pensamos en el sonido como un elemento más del diseño de espacios físicos (como la luz, el color o los materiales) se abre un nuevo mundo de experiencias. Pronto, el nuevo Sonos Amp ofrecerá una novedosa forma de potenciar el sonido de estas experiencias.

 

Solemos pensar en la arquitectura y el diseño de interiores como medios visuales. Pero, en realidad, la experiencia que tenemos en cualquier espacio físico es multisensorial. El sonido, al igual que el mobiliario y la pintura de las paredes, llena de vida una habitación. ¿Qué pasaría si considerásemos el sonido de nuestra casa del mismo modo que consideramos los suelos o los colores de pintura? Es decir, como algo que une todas las habitaciones y forma parte de un todo. Esa es la idea de la arquitectura sonora.

«La arquitectura sonora consiste en considerar de forma activa cómo incorporar el sonido en los espacios donde viven las personas. Llegar a ellas donde están y no donde creemos que deberían estar», explica Tad Toulis, vicepresidente de diseño de Sonos.

Sonos desarrolló Sonos Amp teniendo en cuenta este concepto. El nuevo y versátil amplificador de sonido para el hogar potencia los altavoces con cable tradicionales con un sonido procedente de casi cualquier fuente. No solo de las decenas de servicios de música en streaming disponibles en Sonos, sino directamente de teles, tocadiscos, reproductores de discos compactos y otros dispositivos de audio. Al igual que otros productos Sonos recientes, Amp también es compatible con AirPlay 2.

«Sumergirte en sonido todo el tiempo desde todas las direcciones es algo realmente increíble».

En lugar de funcionar como un altavoz, Sonos Amp te permite añadir otros altavoces al sistema Sonos, ya sean altavoces estéreo independientes vintage que quieres exhibir u otros que quedan disimulados. Amp se creó para dar potencia a los altavoces que están integrados en techos y paredes o incluso instalados en espacios al aire libre. De hecho, a principios de 2019, Sonos va a colaborar con Sonance, una empresa líder en sonido arquitectónico, para lanzar una serie de tres altavoces (de techo, de pared y de exteriores), cada uno optimizado para funcionar con Sonos Amp y la plataforma Sonos.

«Piensa en cuando estás en una tienda o un hotel y se oye música, pero no tienes por qué ver la fuente ni pensar de dónde viene el sonido. Queremos llevar esa experiencia a los hogares», comenta Benji Rappaport, el encargado de producción de Sonos.

Durante muchos años, la experiencia de sonido definitiva en casa ha significado tener que colocar metros de cable por toda la casa y hacer sitio para altavoces grandes y en forma de caja. Modernizar nuestros hogares para conseguir un sonido sorprendente ha sido caro, difícil y muy especializado. Connect:Amp —el primer producto creado por Sonos y el primer amplificador de streaming digital disponible en el mercado— hizo posible que los usuarios conectaran sus equipos de audio de forma inalámbrica y transformaran fácilmente las habitaciones en espacios de sonido optimizado. Desde el lanzamiento de Connect:Amp en 2005, Sonos ha evolucionado hasta convertirse en un sólido sistema de sonido para el hogar, compuesto de altavoces como el todo en uno Play:5, barras de sonido como Beam y Playbar, bases de sonido como Playbase, y el altavoz inteligente más compacto (pero con un sonido impresionante) Sonos One. Aunque esta selección de altavoces ha evolucionado hasta convertirse en un sólido y versátil sistema de sonido para el hogar capaz de llenar todas las habitaciones con un sonido nítido y sorprendente, también han evolucionado las necesidades más personalizadas de los expertos en soluciones de instalación y las de los aficionados de los sistemas de sonido para el hogar que prefieren hacer la instalación ellos mismos.

El equipo tuvo que mirar atrás para hacer realidad el futuro de la arquitectura sonora. Después de casi una década, llegó el momento de actualizar Connect:Amp, que se había convertido en la solución de Sonos para altavoces de pared y de techo. Rappaport y su equipo se pusieron en contacto con los clientes, profesionales de soluciones de instalación (SI) y socios de Sonos para ver cómo se estaba utilizando Connect:Amp e identificar ideas y funciones prioritarias que aplicar al nuevo Sonos Amp.

«Nos sorprendió descubrir que mucha gente tenía Connect:Amp configurado con el sistema de cine en casa», dice Rappaport. «No está diseñado para ese tipo de experiencia, por lo que supimos que nuestro siguiente producto tendría que incluir una entrada de televisión».

Durante el proceso de comunicación con profesionales de soluciones de instalación y otros clientes, el equipo también descubrió que muchos sistemas Sonos personalizados y potenciados por amplificadores, comienzan con altavoces que están instalados en espacios al aire libre. Para abordar esos tipos de usos, el próximo amplificador de Sonos tenía que incluir más potencia.  En concreto, Amp tiene 125 vatios por canal y es compatible con hasta cuatro altavoces.

«La arquitectura sonora consiste en considerar de forma activa cómo incorporar el sonido en espacios donde viven las personas y llegar a ellas donde están».

Amp, con más del doble de potencia que su predecesor, puede cubrir las exigencias de un sistema de sonido envolvente 5.1, altavoces clásicos que requieren la máxima potencia y altavoces para uso en exteriores. «Literalmente, lleva la experiencia de sonido Sonos hasta tu jardín», explica Rappaport.

La necesidad de emitir tanta potencia debía ser equilibrada con la ambición del grupo de hacer que Amp fuese más compacto y optimizado para que encajara en las estanterías de audiovisuales estándar. Pero Amp no se hizo solo para las estanterías. Inspirado en las primeras formas de sonido —un disco redondo en un tocadiscos, un CD en su estuche cuadrado— el diseño homenajea la historia del sonido y a la vez conserva una estética muy moderna. «Encaja fácilmente en espacios acústicamente relevantes, como el aparador con el tocadiscos, porque es tan bonito que es digno de exhibirse», explica Rappaport.

«En cierto modo, Amp es la personificación de la arquitectura sonora por los resultados que posibilita», dice Toulis. «Puede permanecer oculto, potenciando las experiencias sonoras. Puede estar expuesto, convirtiendo los altavoces clásicos que has heredado para que puedas escuchar música en streaming o integrar un tocadiscos en tu sistema moderno».

Además, Amp potencia una nueva manifestación de la arquitectura sonora: el hogar inteligente. «Amp se convierte en una pieza de infraestructura que conecta toda la tecnología en tu hogar», explica Rappaport. Además de potenciar las experiencias de entretenimiento sonoro, Amp es compatible con servicios como asistentes de voz, sistemas de seguridad y otra tecnología para hogares inteligentes. A partir de septiembre de 2018, Sonos evolucionará aún más su plataforma para desarrolladores al abrirla por completo a socios potenciales. También añadirá un nuevo conjunto de API de control que facilitará más que nunca la integración de Sonos en una amplia variedad de otros servicios y plataformas.

«Invertir en Sonos para usos sonoros, realmente es invertir en la posibilidad de vivir de forma más inteligente en el futuro. No somos una empresa de altavoces. Somos una empresa de software que crea experiencias para altavoces».
Para Sonos, escuchar es siempre la esencia de estas experiencias, ya sea reproducir un álbum en streaming, ver una peli, escuchar el informe meteorológico diario de Alexa u oír el timbre de la puerta con toda nitidez gracias a los altavoces integrados por toda tu casa.

«Sumergirte en sonido todo el tiempo desde todas las direcciones es algo realmente increíble», dice Rappaport. «Incluso antes de la civilización, los humanos estaban rodeados de los sonidos de la naturaleza. Nuestros oídos están diseñados para filtrar todas las capas distintas. El sonido arquitectónico realza eso».


El nuevo Sonos Amp es dos veces más potente que su predecesor, es compatible con AirPlay 2 de Apple y con más de 100 servicios de música en streaming e incluye un puerto HDMI ARC para la tele.  Aunque se lanza en todo el mundo en febrero de 2019, Amp estará disponible para instaladores profesionales en Estados Unidos y Canadá a partir del 1 de diciembre de 2018 por un precio de 699 €. 

También disponible en estos idiomas: en-au da de fr it ja-jp nl no sv en-gb en