Para Sebastian Bagge y Julio Rölle, más conocidos como el dúo artístico berlinés 44flavours, la diversión es el principio y el fin de todo acto creativo.

Ecléctico, idiosincrático, caótico pero muy bien compuesto y alegre. Estos son algunos de los calificativos que suelen usar los críticos musicales cuando escriben reseñas de discos, pero también son perfectos para describir la obra de 44flavours, el dúo artístico y colectivo de medios mixtos de Berlín compuesto por Sebastian Bagge y Julio Rölle.

Desde que unieron sus fuerzas en 2003, estos amigos se han labrado una reputación a nivel internacional por su uso creativo del color, los materiales reciclados y los motivos abstractos en proyectos con reminiscencias de sus respectivos orígenes en el diseño gráfico y el grafiti. Sus colaboraciones van desde folletos e ilustraciones hasta murales e instalaciones experimentales.

En una de sus paradas entre viaje y viaje, tuvimos la suerte de contar con su talento para que transformaran una de las salas de audición de la nueva tienda Sonos situada en el distrito berlinés de Mitte. En ella dejaron patente la energía que les caracteriza y consiguieron que el concepto de hogar cobrara vida en las paredes de una pequeña sala. Para ello usaron tonos vibrantes y formas geométricas que recuerdan a habitaciones.

Mientras dábamos los últimos toques a la tienda, Bagge y Rölle tuvieron la amabilidad de invitarnos a su estudio, que curiosamente también está en Mitte. Nos sentamos entre su colección de objetos extravagantes para hablar del proceso creativo y de dónde encuentran la inspiración.

Habladnos sobre este estudio. ¿Cómo lo encontrasteis?
El ambiente en nuestro estudio es muy tranquilo y tenemos sitio suficiente para trabajar en todos nuestros proyectos. Cuando no estamos muy ocupados, andamos por aquí escuchando música y hablando sobre nuevos proyectos, otras veces invitamos a nuestros amigos. También nos visitan muchos estudiantes, y a los clientes y coleccionistas les gusta venir a vernos para hablar con nosotros sobre nuestro trabajo. Para nosotros es importante este tipo de interacción con los demás.

Nos mudamos a este espacio hace unos dos años, después de llevar casi diez en uno que teníamos en Kreuzberg justo al lado de Moritzplatz. Los propietarios querían triplicarnos el precio del alquiler sin realizar reformas, así que decidimos que había llegado el momento de irnos. Tuvimos mucha suerte de encontrar este sitio a buen precio, y lo compartimos con dos buenos amigos de gran talento. El estudio es como una extensión de nuestro salón, siempre que no estamos viajando o trabajando en proyectos fuera nos puedes encontrar aquí.

También tenemos otro estudio, que más bien es un espacio grande vacío, llamado Raum Vollreinigung. En él trabajamos en cuadros y esculturas grandes, además de organizar exposiciones mensuales. Ese lo compartimos con Clemens Behr y Julius Dörner. Tenemos mucha suerte de contar con estos espacios en los que desarrollar nuestras ideas locas.

¿Sentís alguna vez la necesidad de salir del estudio en busca de inspiración?
Nuestros descansos para comer son fantásticos, ya que es un momento del día perfecto para tratar ciertos temas. El 90 % de las veces salimos a comer con nuestros compañeros de estudio, amigos o colegas. También, por nuestras exposiciones, viajamos un montón, nos encanta descubrir sitios nuevos. Ahora es como si tuviéramos amigos por todas partes.

¿Qué influencia tiene el entorno en vuestro proceso?
Nos gusta rodearnos de todo tipo de reliquias: cosas que encontramos, regalos, ilustraciones, libros, plantas y todo tipo de objetos extraños y bizarros. Esto forma parte de nosotros y, en cierto modo, nos complementa a nosotros y a nuestro trabajo. No necesitamos una tabula rasa para desarrollar obras nuevas porque todo lo que creamos está conectado de algún modo. Todas nuestras obras se basan en algo que hemos hecho antes o tienen algún tipo de relación con algo anterior. Así conseguimos que nuestro trabajo sea como un todo que está en constante evolución.

¿Qué fue lo que atrajo vuestra atención hacia estos objetos?
Nos gustan las cosas bellas, extrañas y raras. Apreciamos el arte folk y el trabajo de nuestros amigos y colegas. Nos encantan los libros y los zines hechos a mano, y también todo aquello que cuenta una historia: una postal que nos ha enviado un amigo, un libro de un artista, diseñador o arquitecto que conocemos. A veces compramos libros o recibimos muestras de libros en los que salimos.

Nos gustan las cosas viejas que se han tirado. De hecho, suelen ser una inspiración para nuestras esculturas. Hay objetos que solo son interesantes cuando se relacionan con otros. Por eso, nos encanta hacer collages de objetos. Nuestro estudio es un moodboard de objetos físicos en constante crecimiento, pero contamos con un sistema para organizar todo este caos. No tenemos más remedio, ya que trabajamos con todo tipo de herramientas y materiales y tenemos que encontrar las cosas cuando las necesitamos.

¿Qué papel desempeña la música en vuestro proceso creativo?
Está claro que la música es una enorme fuente de inspiración para nosotros. Tenemos un montón de amigos que son músicos y durante estos años hemos tenido el privilegio de diseñar la portada de muchos discos. Nos encanta descubrir y compartir música nueva, por eso tenemos un proyecto con nuestro colega Lukasz Polowczyk de initialsLP. Invitamos a distintos músicos a crear compilaciones, después diseñamos la portada y las publicamos en Mixcloud.

¿Cuál es vuestro estilo de música preferido? ¿Tenéis algún disco o artista nuevo favorito que hayáis estado escuchando últimamente?
Pues la verdad es que depende un montón de cómo estemos, del tipo de ambiente que necesitemos en ese momento y de si estamos trabajando con el ordenador o a mano. Hace poco diseñamos la portada del lanzamiento digital del proyecto Wooden Leg de nuestro colega Simon Houghton (también conocido como Sneaky). Se trata de música instrumental, experimental e improvisada que se grabó directamente en una cinta analógica de ocho pistas. Sneaky acaba de publicar otro álbum llamado Lost and Found. Los recomendamos un montón.

¿Tenéis algún proyecto en perspectiva que os tenga muy ilusionados?
¡Sí! Estamos preparando una instalación para un nuevo espacio de coworking en Kreuzberg.

Va a ser una recopilación de distintas formas de madera que se instalará en la pared de la entrada del edificio.

Otro proyecto en el que trabajamos con mucho entusiasmo es una intervención arquitectónica/artística. Básicamente, nos han pedido que desarrollemos una idea para una casa que integra las voces de las personas que viven en ella. Tenemos varias ideas sobre la mesa y aún no estamos seguros de cuál será la definitiva.

Y por supuesto estamos organizando la próxima exposición mensual en Raum Vollreinigung, que será la primera exposición exclusiva de nuestra amiga Lenia Hauser. También vamos a ir a la Universidad de Salzburgo a impartir un curso, como todos los años. Después haremos un taller en la Universidad de Kiel. A mediados de junio estaremos en Múnich para construir un escenario en colaboración con Schauburg. Después trabajaremos en una instalación para el Watt En Schlick Fest. ¡La cosa es no parar!

Sigue a 44flavours en Instagram para ver cómo estos proyectos cobran vida.

También disponible en estos idiomas: en-au da de fr it nl no sv en-gb en