Marca

El sonido de The Mandalorian: El desafío de estar a la altura de los estándares de Star Wars

El sonido de The Mandalorian: El desafío de estar a la altura de los estándares de Star Wars

El choque de las espadas láser. El rugido de un TIE Fighter. La respiración de Darth Vader. El sonido ha sido un elemento crucial del universo de Star Wars desde que A New Hope llegó a los cines en 1977. En esta entrevista, Shawn Holden, mezcladora de sonido de producción, y Matthew Wood, supervisor de edición de sonido, hablan de cómo el equipo de sonido detrás de The Mandalorian le dio vida a la singular visión del productor Jon Favreau respecto de la serie, cumpliendo a la vez con el nivel de calidad que se espera de esta aclamada franquicia. Además, revelan cómo fue el proceso de darle voz al personaje de El Niño, el adorable coprotagonista alienígena de The Mandalorian.

Para comenzar, ¿cómo le describirían su trabajo a alguien que no sabe mucho sobre producción de sonido?

Shawn Holden: Como mezcladora de sonido de producción, me encargo de grabar los diálogos y diversos efectos de sonido en el set. Mi objetivo principal es conservar las actuaciones de los actores y lograr grabar los diálogos con la mayor nitidez posible. Además, existen varios efectos y sonidos que deben capturarse durante la filmación, ya sean los Stormtroopers marchando o cualquier otro elemento que pueda ayudar al equipo de postproducción a darse una idea de cómo eran los sonidos en el set. Pero en realidad, mi objetivo principal es lograr la mayor nitidez posible en las grabaciones de los diálogos, para registrar y conservar esas actuaciones.

Matthew Wood: Como supervisor de edición de sonido, trabajo en postproducción. Comienzo a trabajar desde el inicio del proyecto leyendo los guiones y presentando ideas sobre lo que podríamos usar para los efectos de sonido, creando elementos para los mundos futuristas de ciencia ficción de Star Wars. Tomamos el brillante trabajo realizado por Shawn y las pistas grabadas, y llevamos todo eso a postproducción. Esas pistas grabadas son apenas uno de los elementos de nuestro trabajo: lograr que se escuchen las actuaciones. Nuestros personajes llevan todo un proceso. Es decir, hay actores con máscaras, varios personajes y dialectos alienígenas, todos los elementos que cambiamos en postproducción. Y luego agregamos todos los efectos de sonido. Tenemos un diseñador de sonido, y desarrollamos el paisaje sonoro de la serie en torno a lo que Shawn nos proporciona. Luego construimos un paisaje sonoro en torno a eso. Trabajo con el productor ejecutivo y los directores de la serie para asegurarme de que la banda sonora acompañe el ritmo del guión y todas las emociones que se busca comunicar en la historia. Luego llevamos todo ese material a la fase de regrabación, en la que mezclamos todo para que suene a la perfección en el sistema de audio de tu hogar.

En términos de sonido, ¿cómo se compara The Mandalorian con otras películas y series del universo de Star Wars?

Matt Wood: Nuestro objetivo como equipo de sonido es impulsar la historia con lo que el director quiere transmitir; somos una herramienta en su arsenal para hacerlo realidad. El sonido tiene la capacidad de lograrlo de una forma subconsciente y más emocional. Eso es lo que siempre nos esforzamos por conseguir. Tal vez la única diferencia, al formar parte del universo de Star Wars, es que queremos que el sonido sea algo reconocible. Así, una persona que vea un episodio de las películas originales o una de las series animadas de Star Wars, The Mandalorian o incluso un videojuego de Star Wars, siempre encontrará características consistentes y de alta calidad entre todos ellos.

¿Cómo te preparaste para trabajar en un proyecto de un universo tan aclamado?

Shawn Holden: Se espera cierto nivel de calidad. Esto es Star Wars; un universo icónico. Y ya tiene detrás una amplia historia. Para mí, gran parte de mi trabajo de preparación fue revisar el vestuario, ver qué elementos serían animatronics y cómo podríamos trabajar desde el interior de los cascos y máscaras. ¿Cómo podemos adelantarnos a todo eso? Para que, cuando llegue la hora de filmar, estemos preparados para cualquier cosa y que siempre podamos conseguir lo que necesitemos en términos de diálogos nítidos y claros. Por supuesto, sentíamos la presión, porque sabíamos que teníamos que alcanzar ese nivel de calidad. Esa era mi principal preocupación. Por eso hicimos todo lo que pudimos en preproducción. Recurrí a Legacy Effects, donde se encargan de gran parte del trabajo de las criaturas y vestuario, y busqué la forma de colocar equipos en el vestuario de los actores y lugares donde pudiéramos ocultar e integrar micrófonos. Además, diseñamos un intrincado sistema de comunicación entre los actores dentro de las máscaras y cascos, y auriculares para los animatronics, a los que llamamos “earwigs”, para que pudieran escuchar con claridad la voz de los demás actores. Para el director, tenemos un micrófono al que llamamos “la voz de Dios”, con el que puede darles instrucciones a las personas que usan máscaras y cascos; así pueden escucharlo a través de sus earwigs. También colocamos bocinas para que el director o el asistente de dirección pudieran dirigir a los actores y al equipo. Hay mucho trabajo preliminar, mucha preproducción que hacer. Al principio, en la primera temporada no nos dimos cuenta de todo lo que debíamos hacer antes de comenzar, pero lo logramos.

Matt, ¿cómo compararías el trabajo en The Mandalorian con otros proyectos de Star Wars en los que has participado?

Matthew Wood: Las películas originales son fundamentales y nunca esperé trabajar para la empresa que las creó. Todavía es como un sueño para mí. Siempre me ha encantado el universo Star Wars. Lo que siempre me da energía para cada proyecto son los nuevos directores y las personas nuevas que se integran al equipo, como Jon Favreau y todo lo que le ha aportado a la serie. Además, el hecho de trabajar con los nuevos editores y equipos de postproducción que trabajan en Star Wars por primera vez te permite ser testigo de la emoción que sienten al formar parte de esto. Star Wars sigue siendo algo especial y es increíble sentir la energía de la gente y su pasión por hacer su trabajo lo mejor posible y participar en algo que será parte de este legado. Siempre intento integrar personas nuevas a mi equipo para ver sus reacciones, tomar algo de esa energía y luego ponerla en la serie. Esa es siempre la parte nueva y emocionante. Aunque siempre intento trabajar desde la misma estética que me transmitió George cuando yo era joven y apenas comenzaba. Y seguimos trabajando en el Rancho Skywalker y en las mismas locaciones en las que hicimos las películas originales; eso es realmente inspirador.

¿Qué dificultades enfrentaste durante la filmación?

Shawn Holden: En uno de nuestros entornos de grabación, al que llamamos “The Volume”, los actores están envueltos y rodeados de enormes pantallas LED. Me sorprendí muchísimo cuando entré a ese espacio por primera vez. Fue abrumador. La estructura de ese espacio presenta algunas dificultades por la reverberación propia del espacio. Pero encontramos una solución. Llamamos a un ingeniero acústico que había desarrollado un producto, ZR Acoustics. Se trata de pantallas especialmente diseñadas que no absorben ni reflejan el sonido. En lugar de ello, las pantallas toman el aire en el que viaja el sonido y lo descomponen. De esa manera, eliminan los reflejos de sonido que teníamos en The Volume. Una vez que colocamos las pantallas en la posición correcta, funcionaron a la perfección y nos salvaron el pellejo. Fue algo asombroso. Pero al final, esa es una de las cosas que más me enorgullece de la serie; considerando los increíbles desafíos que enfrentamos en ese espacio, logramos obtener las grabaciones más nítidas posibles.

¿Qué tipo de decisiones tuviste que tomar respecto de la forma en que trabajarías en esta serie en particular?

Matthew Wood: Yo había trabajado con Dave Filoni durante más de 10 años en los proyectos animados de Star Wars. Así que conocía su estética del sonido y quería asegurarme de que todos los miembros del equipo hubieran trabajado con él anteriormente. Quería asegurarme de tener un equipo con amplia experiencia en Star Wars. Nuestros increíbles mezcladores de grabación, Bonnie Wild y Stephen Urata, trabajan en Skywalker desde hace mucho tiempo. Quería trabajar con ellos y también con David Acord, nuestro supervisor de diseño de sonido. Había trabajado un par de veces con Jon Favreau como actor, pero nunca como director. Realmente se involucró con Star Wars. Pude notar que le encanta usar el sonido Skywalker como uno de los componentes para lograr que esto sonara como Star Wars. Realmente le gusta el sonido y tiene muchas ideas muy buenas; le interesaba que lo que hiciéramos sonara real. En algunas partes, quería que se sintiera casi como un documental. Y esa es otra de las razones por las que dependemos tanto del sonido de producción. Queremos crear. Visitamos muchos mundos nuevos. Vemos muchas naves y criaturas nuevas y escuchamos dialectos alienígenas; por eso Star Wars es uno de los componentes principales de los paisajes sonoros. Quería tener un equipo ágil y poderoso que ya conociera Star Wars y que pudiera lograr lo que Jon y Dave querían, y dentro del tiempo establecido por la producción. Por suerte, tanto a Jon Favreau como a Dave Filoni les interesa mucho el sonido, así que colaboramos de forma muy detallada para lograr lo que se necesitaba y lo que nos gustaba a nivel artístico. Algunas personas pueden considerar el sonido como algo técnico y no prestarle mucha atención. Y es algo difícil trabajar en un ambiente así. Pero Jon y Dave son muy comprometidos; tuvimos varias sesiones de reproducción y comentarios con ellos, algo que siempre es divertido para el equipo.

Matthew Wood y Shawn Holden

Star Wars es conocida por sus icónicos sonidos. ¿Cómo es el proceso para crear o capturar esos sonidos y, en tu opinión, qué le aportan a la serie?

Matthew Wood: Trabajo en sonido Skywalker desde hace 30 años y hemos tenido la suerte de mantener nuestra biblioteca de sonidos de Star Wars bastante reservada solo para nuestros proyectos de Star Wars. Así que, cuando escuchas el sonido emblemático de un TIE fighter o del disparo de un stormtrooper, sabes que representa a nuestra serie. Estos sonidos no se han usado en ningún otro lado ni están en manos de muchas otras personas, así que siguen siendo especiales. Algunos de estos sonidos fueron creados por mi mentor, Ben Burtt, hace más de 40 años. George Lucas también se consideraba una persona interesada en el sonido. Y dedicó mucho tiempo y energía al sonido durante el proceso de postproducción. A veces teníamos un año o más para comenzar a crear las bibliotecas de sonidos. Yo supervisé todas las precuelas de Star Wars junto a Ben Burtt, y tuvimos meses para reunir una biblioteca con todo tipo de sonidos: animales, criaturas, máquinas, vehículos y ambientes, para construir paisajes sonoros similares a los que tenía Ben en los años 70 y 80. Eso es algo que tenemos y que considero único aquí en Skywalker, y lo hemos usado en The Mandalorian. De la misma forma, nuestro diseñador de sonido David Acord grabó muchísimo material nuevo y lo integró a esta serie.

Con todo el tiempo y la atención que le has puesto a esta serie, ¿qué consejo le darías a un fanático que busca experimentar el sonido de The Mandalorian de la mejor manera posible?

Matthew Wood: Desde mi punto de vista, la mejor experiencia es con un sistema multicanal con algún tipo de salida discreta, para que puedas reproducir los diálogos en el canal central. El resto queda en su lugar al tener los diálogos al centro, y la música y los efectos sonoros en los canales izquierdo y derecho (o en las bocinas surround, si las tienes). Eso, para mí, es lo más importante. Si puedes darte el lujo de acceder a un sistema así, te recomendaría que lo hagas.

¿Qué parte de tu trabajo en la serie te enorgullece más?

Shawn Holden: Lo que más me enorgullece es haber logrado captar grabaciones de diálogo nítidas dentro de The Volume. No fue algo sencillo de hacer. Pero estoy orgullosa de haberlo conseguido. Por otra parte, nuestra locación exterior secundaria también nos presentó muchos desafíos ambientales y acústicos. Para mí, el objetivo principal es grabar el diálogo y conservar las actuaciones; eso es realmente lo que me gusta hacer. De esa manera, los actores no tendrán que regresar y volver a actuar alguna escena por un problema de sonido. No tendrán que volver a vivir las emociones ni tener que regresar a ese espacio en su cabeza.

¿Podrías hablar más sobre la experiencia de ver The Mandalorian en Atmos? ¿Cómo la describirías?

Matthew Wood: He trabajado en Atmos desde el comienzo, en diferentes formas. A veces lo hemos hecho como una idea secundaria. Pero en The Mandalorian, sabíamos que lo haríamos desde el principio. Así que realmente pudimos aprovechar ese nivel adicional de altura y amplitud en todo. Y trabajamos de forma nativa en ese entorno. Mientras Jon Favreau trabajaba en El Rey León en Playa Vista, montamos para él un sistema Atmos idéntico al que teníamos en nuestra sala de mezcla en sonido Skywalker. Así pudimos mezclar The Mandalorian en Skywalker y enviárselo a Playa en tiempo real. Fue genial. Fue increíble. Escucharlo con esa fidelidad increíble… todo el mundo disfrutó el proceso.

¿Puedes compartir algún dato interesante sobre el proceso de producción de sonido?

Matthew Wood: Tengo un grupo de actores que uso en lo que llamamos el Loop Group, que son todos los extras, como los alienígenas, Jawas y stormtroopers. Son un grupo de actores fanáticos de Star Wars, así que intentamos introducir la mayor cantidad posible de pequeños cameos.

Eso es genial. ¿Algún otro?

Matthew Wood: David Acord, nuestro diseñador de sonido, realmente le ha dedicado tiempo a grabar todo tipo de nuevos vehículos y máquinas para crear el paisaje sonoro que escuchas. También usó sonidos de sus mascotas y hasta su propia voz para hacer algunas de las versiones de El Niño que puedes escuchar. Para los diálogos de El Niño, usamos el sonido de un kinkajú, un animal muy interesante. Es un mamífero que grabó David, y que produce un increíble sonido tipo trino. Queríamos que el personaje no sonara simplemente como un bebé. Es decir, tiene unos 50 años, pero queríamos que tuviera una personalidad no verbal. Así que Dave tenía que lograr algo así usando muestras. Usamos sonidos del bebé de uno de los miembros de nuestro equipo editorial de imagen junto con los sonidos de este animal que integró Dave. Además, Dave también es actor, así que usó su propia voz para crear parte de ese sonido. Todos esos componentes se unieron para formar los diálogos de El Niño.

Matt, comenzaste en Lucasfilm hace unos 30 años. ¿Qué es lo que más te sorprende del universo de Star Wars en la actualidad?

Matthew Wood: Después de treinta años… me encanta que George Lucas me haya contratado cuando era un adolescente. Tenía ideas verdaderamente raras sobre el sonido, sobre cómo integrar las computadoras, la edición no linear y todo eso. Y realmente me apoyó a mí y a mis locas ideas. No me decía “Solamente puedes hacer este trabajo. Y esto es lo que debes hacer. Esto es lo que eres”. Siempre estaba abierto a nuevas ideas y a experimentar; por eso las películas de las precuelas fueron realmente divertidas para mí por toda la tecnología que pudimos implementar. Y los fanáticos siempre son muy apasionados. Me encanta que haya diferentes generaciones de fanáticos. Ya ni siquiera sé cuántas son… ¿cuatro generaciones? Pero quienes han visto Star Wars pueden compartirla con sus hijos y nietos, y todos opinan sobre su parte favorita. He trabajado en muchos de los diferentes géneros de Star Wars, así que he podido colaborar en todas las distintas experiencias de los fanáticos. También he actuado en algunas de las películas, y he podido conocer directamente a los fanáticos y ver su energía; ver el efecto que este universo genera en las personas. Me encanta que la gente siempre esté hablando y opinando sobre Star Wars. Y como dije antes, lo que siempre me mantiene involucrado son todas las caras nuevas que van llegando. Siempre intento contratar a la mayor cantidad posible de personas nuevas, para que tengan la oportunidad de ver y trabajar en el proyecto. Tuve grandes oportunidades en Lucasfilm, y quiero que las generaciones más jóvenes tengan también esas oportunidades.

Explora la galaxia junto a The Mandalorian con el sonido envolvente de Arc o Beam. Con los diálogos aislados en el canal central, tendrás suficiente espacio para apreciar el detallado paisaje sonoro creado por Shawn, Matt y el resto del equipo de producción de sonido de la serie. Una nueva temporada de The Mandalorian ya está disponible en Disney+.

Read More