unknown imageunknown image placeholder
Historias sonoras

El compositor de The Mandalorian nos habla sobre la segunda temporada y su nueva estación en Sonos Radio

Steven Saftig

Director Editorial Global

Mientras que la música ganadora del Emmy que compuso para The Mandalorian está pensada para evocar el viaje de un hombre solitario, su propio camino ha estado lleno de amigos entrañables (Ryan Coogler, Donald Glover), de productivas colaboraciones (Jon Favreau, Christopher Nolan) y de las ganas de incorporar una variedad internacional de culturas, estilos y expresiones musicales en su vida y en su trabajo. Desde los instrumentos táctiles y orgánicos que aprendió a tocar desde pequeño hasta su colaboración con el equipo de ingeniería de Sonos para calibrar Arc, a Göransson le apasionan todos los aspectos del sonido. Su nueva estación en Sonos Radio, Things That Stuck, se estrena hoy. En esta entrevista, analiza la inspiración detrás de su estación, cómo supo que ganaría el Premio de la Academia momentos antes de que mencionaran su nombre y por qué espera con tanto entusiasmo la temporada 2 de The Mandalorian.

Cuando por fin escuchó a la orquesta interpretar la música que había escrito para la primera temporada de The Mandalorian, fue un momento especial para Ludwig Göransson. “Con la orquesta, es la primera vez que cobra vida”, dice. “Tienes a 70 u 80 de los mejores músicos del mundo tocando y respirando juntos, y poniendo todo el esfuerzo en sus instrumentos. En ese momento la música comienza a sentirse humana”. Hasta ese momento, había trabajado en la música casi siempre solo, ocupándose de ella como un cuidador. En el caso de The Mandalorian, trabajó en la música durante siete meses antes de que comenzaran las sesiones con la orquesta. Las expectativas eran altas. La música para la primera serie de Star Wars con actores reales necesitaba complementar la singular visión de Jon Favreau y mantenerse fiel a la aclamada música de John Williams para las películas originales. Por eso fue tan significativo el momento en el que se integró todo con una orquesta. “Creo que es lo más cerca que estaré de dar a luz”, dice.

Como casi toda la carrera de Göransson, lo que sucedió después fue más colaborativo. “Una de las partes más divertidas del proceso es estar en una sala con la orquesta y crear algo que no sabías que existía, algo que no pensaste que podía sonar así”, comenta. “Puedes tener una idea y, si trabajas con una orquesta increíble, puedes contarles la historia y decirles lo que la música debe transmitir, y luego escuchar cómo eso le da forma a la interpretación”.

Música que expresa sentimientos

El universo de Star Wars ha definido “el futuro” desde que Göransson era pequeño. Pero cuando le llegó el momento de crear la música para The Mandalorian, eligió intencionalmente un enfoque más orgánico. “Quería conectarme con lo que sentí cuando era niño y vi Star Wars por primera vez”, señala. “La única forma de revivir ese sentimiento fue alejándome de la computadora y usando instrumentos reales, instrumentos que pudiera tocar”. Göransson comenzó con uno muy conocido para quienes hayan tenido clases de música en la escuela: la flauta dulce de madera. “Tenía un sonido realmente único que me atrapó en seguida”, dice. “Así que comencé a improvisar con ella durante un día y esas son las primeras notas que se escuchan en el tema de The Mandalorian”.

Basándose en sus primeras conversaciones con Favreau, Göransson sabía que el sonido de la serie tenía que evocar el viaje de un personaje solitario. Así que Göransson realizó su propio viaje, pasando horas solo en un estudio lleno de instrumentos. “Quería que la música fuera muy directa e íntima. Y quería que se sintiera pequeña al principio. Después de la melodía de la flauta dulce, se me ocurrió la idea del latido de un corazón. Así que tomé un tambor y agregué un sonido de latidos. Después fui al piano y escribí la melodía de los bajos. Luego tomé mi guitarra eléctrica y escribí la primera melodía con algo de distorsión. Básicamente estuve un mes encerrado en mi estudio, yendo de un instrumento a otro”.

Aunque la música es una parte fundamental del universo de Star Wars, es todavía más importante en el contexto de The Mandalorian. “La música representa las expresiones faciales del Mandalorian”, señala Göransson. “Nunca ves su rostro porque siempre tiene puesto un casco. Solo puedes escuchar su voz y apreciar su lenguaje corporal. Así que la música es sumamente importante para contar la historia de sus sentimientos”.

Para asegurarse de que la música se integrara a la perfección con la imagen y la sensación de alta tecnología de la serie, Göransson trabajó estrechamente con el equipo de sonido. “Para mí, el sonido y la música van de la mano”, dice. “Con la tecnología actual, podemos manipular los sonidos. Podemos tomar algo que todo el mundo conoce, como el sonido de las botas del Mandalorian, por ejemplo, y convertirlo en un elemento musical. Hay muchísimas formas de usar la última tecnología para convertir sonidos en música, lo que le ofrece a la audiencia una experiencia nueva y diferente; algo que nunca habían escuchado”.

El entusiasmo de Göransson por la segunda temporada de la serie es evidente. “Llegaremos a muchísimos lugares más”, señala. “Conoceremos a muchos personajes nuevos y veremos cosas que nunca antes hemos visto ni experimentado. Así que sabemos que estamos a punto de iniciar un divertido viaje”.

unknown imageunknown image placeholder

Colaborar a través de la música

Uno de los primeros grandes trabajos de Göransson en Hollywood fue crear la música para la serie de NBC Community. Mientras trabajaba en la serie, se hizo amigo de Donald Glover, uno de los protagonistas. A Glover le impresionó la experiencia de Göransson con la música clásica y el jazz, y comenzaron a crear música juntos para el alter ego de Glover, Childish Gambino. La colaboración conseguiría cuatro premios Grammy por la canción y el video musical de “This Is America”.

Además de los premios, la obra de Göransson también ha tenido una importante influencia en la singular música que ha creado para películas. “Cualquier cosa que aprendo, la aplico a la música. Hay ideas que surgen al producir un disco, por ejemplo, y que puedo usar en las películas. Me gusta mezclar diferentes mundos y que se sienta como algo nuevo”.

La colaboración que le daría a Göransson el Premio de la Academia comenzó incluso antes de su colaboración con Glover. Cuando cursaba el programa de composición musical para medios audiovisuales de la USC, Göransson conoció al director y también estudiante de la USC Ryan Coogler en una fiesta, durante una partida de billar. Los dos se hicieron amigos mientras hablaban sobre sus artistas suecos de hip-hop favoritos y Coogler le pidió a Göransson que compusiera la música de su película estudiantil Locks. Göransson crearía la música para otras dos prestigiadas películas de Coogler: Frutivale Station en el 2013 y Black Panther en el 2018. Göransson comenta: “he tenido la suerte de haber aprendido muchas cosas nuevas en cada proyecto en el que he trabajado. Cada vez encuentro algo nuevo que me inspira. Por ejemplo, en Black Panther no solo conocí nueva música, sino que también aprendí sobre la relación de la música con la cultura africana. Me hice muy buen amigo de varios de los artistas que interpretaron la música, aprendiendo sobre lo que esta significa para ellos, y todavía hablamos cada semana. A través de la música he hecho muchas amistades nuevas y he ampliado mi mundo en formas que nunca hubiera esperado”.

El trabajo de Göransson en Black Panther lo hizo merecedor de su primer Oscar. Aunque el honor lo sorprendió por completo, tuvo el presentimiento de que la estatuilla sería suya momentos antes de que mencionaran su nombre. “Los que entregaban el premio eran Tessa Thompson y Michael B. Jordan, con quienes trabajé en Creed”, comenta, refiriéndose a la película del 2015 para la que compuso la música. “Recuerdo la reacción de ambos cuando abrieron el sobre, que me hizo pensar que había ganado. Fue algo casi irreal”.

unknown imageunknown image placeholder
unknown imageunknown image placeholder

Conversar a través de la música

“La estación es, de alguna forma, una amalgama de las experiencias musicales que me han traído hasta este punto de mi camino como artista”, señala Göransson, refiriéndose a su nueva estación en Sonos Radio, Things That Stuck. El increíblemente amplio gusto musical de Göransson lo hizo la persona perfecta para curar una estación para Sonos Radio. “Lo que me ha parecido importantísimo es que me han mostrado muchísimos géneros, estilos y tipos de música diferentes de todas partes del mundo”, dice. “Y creo que estaba abierto a eso porque conocí gente con la que creé un lazo y, cuando creas lazos con alguien, cambia tu forma de escuchar lo que tienen para decir. “Escuché su música y eso me ayudó a convertirme en el compositor y en la persona que soy actualmente”. “Así que en Things That Stuck encontrarán diferentes géneros musicales; hay un poco de todo. Y creo que eso habla también de la música que escribo. Intento combinar distintos géneros e instrumentos de maneras bastante inusuales. Me encanta experimentar con eso”.

Things That Stuck ofrece una combinación de la música que ha tenido una influencia sobre el trabajo de Göransson, los artistas que él ha producido y las canciones que lo han inspirado. La estación incluye desde música clásica, jazz y de películas hasta música independiente y rock pesado. “Son los sonidos, las canciones y las melodías que están metidas en mi hipotálamo”, dice. “Es parte de mi lenguaje. Son cosas que desde el principio me enseñó mi padre, porque fue así como conocí la música. Además, canciones y artistas de experiencias sociales, como conocer amigos, formar una banda o sentarme con mi mejor amigo a compartir selecciones de música en la sala o en el auto, porque ahí era donde había un buen sistema de sonido”. Luego de su lanzamiento, la banda sonora de la segunda temporada de The Mandalorian se estrenará en Things That Stuck, junto con comentarios exclusivos de Göransson sobre su creación.

La larga relación entre Göransson y Sonos está construida sobre la base de la apreciación por el sonido. “Obviamente, gran parte de la experiencia de ver una película es el sonido”, comenta. “Eso lo aprendí de varios directores con los que he trabajado; lo importante que es para ellos el sonido. Eso también ha afectado mucho mi carrera”. Durante las últimas etapas de la calibración de Arc, Sonos invitó a Göransson para que opinara sobre cómo sonaba en nuestra nueva barra de sonido su música ganadora del Oscar para Black Panther. Göransson quiso centrarse primero en una escena en particular, la de la pelea entre T'Challa y Killmonger en la cascada. “Fue una de las escenas más complicadas que recuerdo haber mezclado en el estudio de doblaje”, dice. “Tienes una estruendosa cascada que produce sonidos graves durante toda la pelea, cientos de espectadores, la música y los efectos de sonido que duran toda la escena. ¿Cómo puedes hacer que se distinga cada sonido? [Mientras probábamos Arc], reprodujimos esa escena una y otra vez y fue interesante ver cómo los ingenieros de Sonos podían hacerle ajustes a Arc de forma inmediata. Al final, ya me parecía que realmente había una cascada detrás de la TV y que la música estaba al frente. Todo se unió de una manera que nunca había escuchado en una TV”.

Conectarse a través de la música

Además de escuchar la música de Göransson en la segunda temporada de The Mandalorian, también puedes escucharla en Tenet, de Christopher Nolan. Como en muchas de sus colaboraciones anteriores, Göransson estableció una confianza y un idioma en común con el aclamado director a través de la música. “Para Tenet, leí el guión y luego tuve una reunión con Chris [Nolan] en la que pude hacerle un montón de preguntas”, comenta. “Una de las cosas que hicimos la primera vez que nos vimos fue elegir música para el otro y reproducirla; él puso música que lo había inspirado y yo puse música que me ha inspirado a lo largo de mi vida. El hecho de mantener esa conversación y reproducir música resultó sumamente útil para conocernos. Y eso se convirtió en la base de nuestra colaboración”.

Aunque no cuenta con una orquesta cuando está en su casa, la música también tiene un lugar en su vida personal. “Siempre hay música en casa. Mi esposa Serena es violinista y siempre está tocando, o tocamos canciones para nuestro bebé de un año”, dice. “La música es algo de lo que hablamos constantemente y que está todo el tiempo a nuestro alrededor”.

Experimenta el brillante paisaje musical dentro de la mente de Ludwig Göransson mirando The Mandalorian, próximamente disponible en México únicamente en Disney+. Y mira la nueva temporada de The Mandalorian en Disney+ a partir del 30 de octubre.

Más información