Enriquece tus fiestas (ahora y en el futuro) aprovechando los beneficios de la nostalgia. Respira profundo y aprende cómo recurrir a tus cinco sentidos para lograr unas fiestas más cálidas y conectadas, que transmitan alegría y brillo en las imágenes, las texturas, los aromas, los sabores y los sonidos.

 

Las fiestas nos dan muchas razones para celebrar. Deliciosos aromas. Películas que nos encantan. Coloridas decoraciones. Divertidas reuniones. Cálidas conversaciones. Y si tienes suerte, regalos.

Pero si hay algo que realmente nos hace sentir que llegaron las fiestas, es la música.

El sentimiento que evoca la música navideña puede ser inesperado y repentino. Un minuto estás haciendo tus compras mientras en el fondo suena “Noche de Paz”, y al minuto siguiente recuerdas una vez que te comiste un puñado de chochitos mientras decorabas galletas con tu abuela.

Este fenómeno puede atribuirse a la experiencia de la nostalgia, que se define formalmente como “un anhelo sentimental o cariño melancólico por el pasado”. Aunque este sentimiento puede surgir de repente, practicar una reflexión nostálgica intencional recurriendo a tus cinco sentidos puede tener un impacto positivo sobre tus fiestas navideñas de hoy y también las del futuro.

Los beneficios de la nostalgia

En el corto plazo, la nostalgia nos beneficia al reafirmarnos que nuestras vidas tienen sentido. Esto se debe a que la nostalgia generalmente se relaciona con sucesos significativos de la vida, como cumpleaños, bodas y fiestas navideñas. Además, estos sucesos generalmente incluyen a nuestros seres queridos. Así que, al reflexionar sobre estos eventos, restablecemos nuestro sentido de conexión y pertenencia, haciéndonos sentir más queridos, protegidos y seguros acerca de nuestras relaciones existentes.

Y son estos beneficios a corto plazo a los que recurrimos cuando nuestras fiestas no salen como las planeamos, ya sea por un vuelo cancelado o por una tormenta en la carretera. En el caso del vuelo cancelado, la nostalgia nos ayuda a enfrentar esa enorme decepción evocando un recuerdo en el aeropuerto con una taza de chocolate caliente. Cuando una tormenta en la carretera nos impide llegar a casa, pedimos comida para llevar y recordamos aquella ocasión en que nuestros padres quemaron la cena. No son sustitutos perfectos, por supuesto, pero al evocar recuerdos cálidos de fiestas pasadas, le damos algo de consuelo a nuestra situación presente.

La nostalgia tiene beneficios que también se extienden hacia nuestro futuro. Los estudios demuestran que practicar una reflexión nostálgica intencional es un potente motivador social que nos impulsa a perseguir metas sociales como entablar nuevas amistades, volver a conectarnos con seres queridos y encontrar una pareja con quien compartir nuestra vida. Y esto parece suceder en el momento preciso: experimentar nostalgia durante las fiestas nos prepara para lograr los propósitos que nos marcamos en Año Nuevo con respecto a nuestra vida social.

La nostalgia y los cinco sentidos

Con todos los beneficios que ofrece, la nostalgia podría parecer difícil de evocar. Por fortuna, es tan sencillo como conectarnos con los aromas, sonidos, sabores, colores y sensaciones de nuestro pasado. Sin importar lo que celebres en esta temporada, considera los cinco sentidos mientras te preparas para las fiestas. Aquí encontrarás algunos elementos a considerar para cada uno de ellos.

Oído

Arma una playlist que ofrezca algo para cada persona que se reúna contigo durante las fiestas. Las canciones que a ti te traen recuerdos increíbles de las fiestas pueden no tener el mismo efecto en tu abuelo o en tu primo. Crea oportunidades para conocer mejor a tus seres queridos preguntándoles, antes de reunirse, qué canciones les traen recuerdos de las fiestas. El resultado será una playlist que abarque distintas generaciones y géneros.

Si no sabes bien cómo empezar, podemos ayudarte. Nuestro Director Global de Música, Brian Beck, ha preparado especialmente para ti Vintage Holiday, una playlist hecha para perdurar, con clásicos poco conocidos de artistas como Woodie Guthrie, Pearl Bailey, Loretta Lynn, Louis Armstrong y más.

Olfato

De todos nuestros sentidos, el olfato es el que evoca recuerdos emocionales de forma más directa. Cuando olemos algo, la información va directamente a la parte de nuestro cerebro que utilizamos para experimentar emociones. Piensa en los aromas que te recuerdan a tus fiestas favoritas y recréalos con velas, aceites esenciales, aromatizantes o difusores. Si tienes tiempo, ataca dos sentidos a la vez cocinado u horneando (consulta la sección sobre el “Gusto” a continuación). Por último, experimenta con diferentes aromas en diferentes habitaciones: prueba con un acogedor olor a pino en la entrada, un cálido aroma a canela en la sala, y a menta refrescante en el baño.

Vista

Hay muchas cosas que iluminan las fiestas: las luces que titilan en las menorás, las kinaras o las pequeñas aldeas que cubren cualquier superficie plana disponible en la casa. Sin embargo, una de las cosas más reconfortantes de mirar durante las fiestas, la parpadeante luz del fuego en una chimenea, puede ser poco práctica y, en muchas ocasiones, imposible. Por eso hemos colaborado con Andrew Tracy, diseñador de sonido, para crear “Los Mejores Sonidos de Chimenea”. Con leños del tamaño adecuado, la perfecta proporción entre madera y llamas, y el grosor correcto de la corteza, disfruta de hipnotizantes flamas en tu TV mientras escuchas su relajante crujir en las bocinas de tu teatro en casa.

Tacto

Ignorado en muchas ocasiones, incorporar el sentido del tacto en tus fiestas puede ser un acto de consideración. Tómate un momento para centrar tu atención en las sensaciones táctiles de las fiestas: el musgo húmedo, una bufanda tejida a mano, un tibia taza de cerámica, las gastadas hojas del libro que lees cada año. Y si no se te ocurre nada, envuélvete en una cobija suave y acogedora.

Gusto

El gusto es el que más atención recibe durante las fiestas. Y por una buena razón. Pero también es aquí donde tenemos la mejor oportunidad de ampliar nuestras tradiciones. Además de la Navidad, en esta época del año las personas también celebran Janucá, Kwanzaa, el Solsticio de Invierno, Diwali, las Posadas y el Año Nuevo Chino. Entra en el espíritu de la temporada aprendiendo sobre tradiciones culturales distintas de la tuya. Luego incorpora a tu cena familiar un platillo tradicional que hayas aprendido a hacer y aprovecha la oportunidad de compartir tus nuevos conocimientos. O bien, si eres amante de los libros, busca recetarios inspirados por gigantes literarios como Charles Dickens, Toni Morrison o Louisa May Alcott. Sobre todo, comparte. Ya sea que invites amigos a la comida de tu familia o que les regales algo horneado a los vecinos, compartir comida es una excelente manera de conectarse con quienes generalmente solo saludas de lejos.

Las fiestas pueden ser estresantes. Y no siempre salen según lo planeado. Al conectarte con tus sentidos en esta temporada, puedes evocar recuerdos reconfortantes del pasado, motivarte para crear un mejor futuro, y saborear cada instante del presente.

Sources

Abeyta, A. A., Routledge, C., & Juhl, J. (2015). Looking back to move forward: Nostalgia as a psychological resource for promoting relationship goals and overcoming relationship challenges. Journal of Personality and Social Psychology, 109(6), 1029–1044. https://doi.org/10.1037/pspi0000036

Hepper, E. G., Ritchie, T. D., Sedikides, C., & Wildschut, T. (2012). Odyssey’s end: Lay conceptions of nostalgia reflect its original Homeric meaning. Emotion, 12, 102–119. https://doi.org/10.1037/a0025167

Hertz, R., Eliassen, J., Beland, S., Souza, T. (2004). Neuroimaging evidence for the emotional potency of odor-evoked memory. Neuropsychologia. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0028393203002161

Pearsal, J. (Ed.). (1998). The New Oxford dictionary of English. Oxford, UK: Oxford University Press.

Routledge, C., Arndt, J., Wildschut, T., Sedikides, C., Hart, C. M., Juhl, J., . . . Schlotz, W. (2011). The past makes the present meaningful: Nostalgia as an existential resource. Journal of Personality and Social Psychology, 101, 638–652. https://doi.org/10.1037/a0024292

Wildschut, T., Sedikides, C., Arndt, J., & Routledge, C. (2006). Nostalgia: Content, triggers, functions. Journal of Personality and Social Psychology, 91, 975–993. https://doi.org/10.1037/0022-3514.91.5.975

Also available in: en-ca fr-ca da de es fr it ja-jp nl no sv en-gb en