unknown imageunknown image placeholder
Marca

Un mayor compromiso con la sostenibilidad

Ed Gillett

Escritor invitado

Con el anuncio de nuestro nuevo Plan de Acción Climática, Sonos expande su visión sobre el impacto ambiental que tiene nuestro trabajo, se compromete a lograr la neutralidad de carbono para finales de la década, y se atreve a emprender nuevas acciones enfocadas en un futuro sostenible.

En un momento en que la crisis climática amenaza el futuro del planeta, es fundamental tener un enfoque integral y crítico sobre la forma en que nuestras acciones afectan al mundo que nos rodea: desde una transformación política general hasta acciones individuales, y desde la reducción de desperdicios hasta la protección de los ecosistemas. Con el lanzamiento de nuestro nuevo Plan de Acción Climática, entramos a una nueva fase de nuestro compromiso con la responsabilidad ambiental, ampliando el trabajo que hemos realizado por años y estableciendo ambiciosas metas para el futuro.

Este proceso comienza concretamente con el Plan de Acción Climática y su enfoque en la reducción de la huella de carbono de Sonos: con el compromiso de lograr la neutralidad de carbono para el 2030 y el cero neto para el 2040. Este año, Sonos se asociará con Sustainable Surf, una organización sin fines de lucro, para invertir en compensaciones de carbono para 2021, con parte de nuestros fondos destinados a la reforestación de los bosques de algas en la costa de California. Además del enfoque específico de nuestro Plan de Acción Climática sobre las emisiones de carbono, también anunciaremos una serie de medidas más generales en términos de sostenibilidad, que incluyen: reducir drásticamente la energía que utilizan nuestros productos, ampliar la vida útil de los productos facilitando su reparación y reciclaje, emplear empaques 100% fabricados en papel para el 2025, reducir el impacto ambiental de nuestra cadena de suministro y colaborar con organizaciones líderes en el mundo en investigación, certificaciones y responsabilidad.

Es un importante conjunto de compromisos y políticas, que refleja el trabajo de años que se ha realizado en Sonos y establece nuestras prioridades para las próximas décadas. Pero, ¿cómo llegamos hasta aquí? Deji Olukotun, director de políticas y responsabilidad social corporativa, habla sobre la importancia de la conexión entre el pasado y el presente. “Llevamos años pensando no solo en sostenibilidad, sino también en nuestra cadena de suministros, en el trato que reciben las personas que fabrican nuestros productos, y en la forma en que se administran nuestras instalaciones y oficinas”, explica. “En los últimos años, hemos escuchado y aprendido sobre cómo podemos mejorar, y lo hemos puesto en práctica. La crisis ambiental exige acciones. Todas nuestras oficinas han experimentado climas extremos en los últimos años, por lo que esta tarea nos resulta real y urgente”.

unknown imageunknown image placeholder

El primer paso fue determinar y dar a conocer nuestra huella de carbono global, que arrojó resultados sorprendentes. “Nos dimos cuenta de que nuestra mayor fuente de emisiones no estaba en nuestra cadena de suministros, producción o distribución. Menos de un cuarto del total de nuestra huella de carbono es resultado de la extracción de los materiales, la fabricación de nuestros productos y su transporte hasta las tiendas”, señala Deji. De hecho, el 75% de nuestras emisiones de carbono proceden del consumo de energía durante la vida útil de cada producto; esto fue lo que orientó el enfoque de nuestro Plan de Acción Climática.

“De cierta forma, fue una sorpresa agradable, porque tenemos mayor control sobre esa área. Queremos ayudar a nuestros clientes a tomar decisiones responsables, por lo que podremos presentarles más opciones sobre el uso de energía, como apagar partes de su sistema mientras otras partes están activas, o ser más conscientes sobre el uso de asistentes de voz en las bocinas”. Sonos también ha asumido el compromiso de incorporar el modo de suspensión que se introdujo con Roam a todos los productos nuevos a partir del 2023. Este renovado enfoque sobre la eficiencia reducirá el consumo de energía de nuestros productos en un 35% durante la próxima década, y será una parte fundamental de nuestros objetivos de neutralidad de carbono y cero neto.

Sin embargo, la revisión y posterior reducción de nuestra huella de carbono es solo una parte del rompecabezas. “Estas acciones enfocadas en el clima son sumamente importantes, pero existen otros aspectos de la sostenibilidad que también lo son”, explica Deji. “Por ejemplo, el momento en que un producto alcanza el final de su vida útil genera un impacto relativamente bajo en cuanto a emisiones de carbono, pero puede tener un impacto ambiental mayor en términos de la basura electrónica o de los materiales que terminan por regresar al suelo”. En el 2022, Sonos dará un paso más allá de analizar las emisiones de carbono de nuestros productos y comenzará a auditar también estos impactos ambientales mayores. “Eso nos dará una perspectiva muy detallada de nuestros productos”, señala Deji. “Esta importante información nos ayudará a tomar mejores decisiones de diseño en el futuro”.

Ecoacústica

También trabajaremos en innovadores proyectos que utilizan el sonido para la conservación de ecosistemas frágiles. “Como empresa, hemos pensado mucho sobre el concepto de regeneración: la idea de que no solo deberíamos reducir nuestro impacto ambiental, sino devolver más de lo que extraemos para que la Tierra sea cada vez un lugar mejor”. Como resultado de este compromiso con el trabajo de regeneración, Sonos ha colaborado con organizaciones que se especializan en el uso del sonido para mejorar el medio ambiente, desde unirse a la coalición Music Declares Emergency y participar como anfitrión de la cumbre Climate Blowout Conference sobre soluciones ambientales dentro de la industria musical, hasta financiar innovadoras investigaciones en bioacústica. Uno de los proyectos de alto impacto en el que Deji y sus compañeros ya trabajan involucra a un equipo de científicos que utilizan matrices de varios micrófonos y aprendizaje automático para dar seguimiento a los sonidos producidos por búhos moteados en peligro de extinción en California, conforme regresan a los ecosistemas devastados por los recientes incendios forestales. La presencia de esta especie clave indica la reincorporación de biodiversidad en partes más bajas de la cadena alimenticia; los búhos (y su firma acústica) les ofrecen a los investigadores una forma de comprender más claramente la rapidez con que se recuperan los diferentes ecosistemas para poder decidir dónde concentrar sus esfuerzos.

unknown imageunknown image placeholder

Cómo controlamos nuestro avance

Todo esto está muy bien, pero sabemos que las acciones dicen más que las palabras: lo que realmente importa es poner en acción estos nobles principios y ambiciosas ideas. Existen dos trayectorias claras para garantizar que Sonos cumpla con los estándares formulados en nuestro Plan de Acción Climática. En primer lugar, estamos estableciendo objetivos claros para que todas las partes interesadas tengan un sentido tangible de los avances que hemos hecho: “La diferencia fundamental entre una empresa que dice que va a hacer algo y una que realmente lo hace son los objetivos de desempeño”, explica Deji. “En los últimos cinco años, hemos establecido objetivos relacionados con nuestros empaques, nuestra eficiencia energética y el control de nuestra cadena de suministro. Pero ahora agregaremos además estos nuevos objetivos climáticos”. Sin embargo, todo esto presenta importantes desafíos. “Uno de los aspectos más interesantes de estos objetivos es que tienes que informar cuando no logras cumplirlos. Creo que, para muchas empresas, es un verdadero desafío ser transparentes y comunicar cuando no han logrado alcanzar alguna meta. Anunciar estos objetivos públicamente, tal como lo hemos hecho, y publicar información sobre los avances, tal como lo haremos, es parte importante de esa responsabilidad”.

La segunda manera en que lograremos que el avance de Sonos sea transparente y responsable es colaborando con agencias externas que mantienen estándares de carbono, sostenibilidad y ética en toda la industria. Para finales del 2021, Sonos será miembro pleno de la Responsible Business Alliance, una organización que ayudará a auditar nuestra cadena de suministro y garantizará que cumplamos con las mejores prácticas, y del Forest Stewardship Council, que certifica nuestro uso de productos hechos a partir de papel sostenible. En ambos casos, los altísimos estándares de estas organizaciones harán posible cumplir con nuestras aspiraciones.

Nuestra filosofía para todo este trabajo puede resumirse en dos palabras: Escuchar mejor. Creado inicialmente como nombre de un proyecto de trabajo sobre impacto social de Deji y sus colegas, esta frase se ha convertido en un mantra general para Sonos, que no solo representa nuestro compromiso con el sonido de alta calidad, sino que garantiza nuestro esfuerzo por hacer del mundo un lugar mejor.

“Esta es una oportunidad de acción colectiva, particularmente sobre el cambio climático, pero también en términos de sostenibilidad en general; cuantas más empresas se involucren, más fácil se hará. En Sonos, podemos enorgullecernos de creer que las personas son realmente conscientes, que ha habido un gran cambio cultural y que todos estamos comprometidos con este proyecto”.

Leer más